El flamenco de Ibiza

Érase una vez, un hermoso flamenco llamado Marta. Marta vivía junto a un pequeño lago frente a un hotel en Ibiza. Todas las mañanas, cuando los huéspedes del hotel iban a desayunar, se iba al frente del jardín, se paró a un pie, y mostro su mejor lado. A mucha gente le encantó, mucha gente hizo fotografías, pero había gente que pensaba que el lago donde vivía Marta era un puerto para barcos.

Un día, cuando el flamenco estaba parado afuera frente al jardín y estaba siendo fotografiado, una paloma voló hacia ella, y le tiró caca de paloma a ella. Marta se enfadó terriblemente y empezó a volar tras la paloma. Los huéspedes desayunaron en la terraza del comedor y se lo pasaron muy bien, pero cuando Marta alcanzó a la paloma, los dos empezaron a batir sus alas con rabia.

Flamenco

Con el batir de las alas, muchas plumas de pájaros cayeron al suelo de la terraza del comedor y muchas personas comenzaron a estornudar debido a las alergias. Muchos tenían la cara hinchada, por lo que tuvieron que ser trasladados al hospital. El gerente del hotel se enfadó mucho y le pidió a la flamenco que no regresara al hotel nunca más.

Marta voló tristemente desde el hotel hasta el puerto de Ibiza, donde se echó a llorar. Después de un rato, la paloma con la que Marta se peleó se acercó a ella para consolarla y disculparse. Los dos pájaros hablaron entre sí y decidieron hacer un espectáculo de circo.

El flamenco y la paloma, llamado Andrés, fueron a comprar cosas para el desfile del circo y también hicieron un cartel que mostraba los días del espectáculo. Después de mucha, mucha práctica, los dos pájaros estaban listos para realizar sus trucos de circo.

Ha llegado el día de la actuación. Andrés y Marta estaban dispuestos a presentar sus números de circo a las personas de Ibiza y a los turistas. Incluso el gerente del hotel donde Marta solía “trabajar” vino a ver el desfile del circo. Las dos aves también consiguieron muchos animales para la actuación. Habían leones, osos panda e incluso pingüinos.

Después de largos segundos de silencio, ¡comenzó el espectáculo! Los dos pájaros inventaron trucos increíbles e impresionaron a todos. Al final de la actuación, el público aplaudió mientras estaban de pie, incluso el gerente del hotel.

El desfile de circo de Marta y Andrés fue todo un éxito y el gerente del hotel pidió a los dos pájaros que regresaran al hotel para trabajar como intérpretes. Los dos pájaros estaban aceptaron la invitación y realizaron su espectáculo de circo todas las noches en la cena, que a todos les encantó.

FIN

Los dibujos y la historia fueron hechos por: Gergo Gajdos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s